Ya tenemos de vuelta a nuestr@s caminantes del #ViajexlaDignidad

El día 25 de Septiembre llegaron a Bruselas, el día 26 se reunieron con colectivos y europarlamentarios, el día 27 cogieron un vuelo que les llevó hasta Málaga y allí fueron recogidos y traídos hasta Córdoba.

La recepción fue en La Bodeguita del 6, lugar en el que nos trataron de manera fenomenal (gracias Antonio Zurita). Desde las 18:00 estuvimos esperando su llegada.

Y cuando por fin llegaron la emoción del ambiente se podía tocar con las manos, hubo risas, abrazos, lágrimas.

Y también nuestro recuerdo al compañero Fran, al que tantísimo echamos de menos y que sigue habitando en nuestros corazones. Sus padres estuvieron presentes para recibir a Nani, hermana de Fran y una de los heroínas de esta marcha.

Muchos amig@s estuvimos presentes, de Córdoba, de Pinto, de Barcelona, … y cuando terminaron los saludos de rigor continuamos con las actividades planificadas. Visualizamos un vídeomontaje de la marcha (que colgaremos en internet) y también los saludos que el popular cantante Fernando Caro enviaba a nuestr@s caminantes donde incluso les cantaba una parte de su emotiva canción Desahucio:

Después continuaron las sorpresas, regalos, intervenciones de las personas allí presentes y el testimonio de nuestros héroes de Bruselas: Ana Belén, Antonio, Nani, Leonor, Richard, Nazareth y Eugenio.

El acto terminó con unas bebidas, algo de comida y un par de tartas que La Bodeguita del 6 nos preparó.

Gracias a nuestr@s caminantes y gracias a todas las personas que habéis hecho posible este #ViajexlaDignidad.

P.D.- Os dejamos un enlace al álbum de fotos de este reencuentro.

This entry was posted in Noticias Plataforma and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to Ya tenemos de vuelta a nuestr@s caminantes del #ViajexlaDignidad

  1. Marcos says:

    Bravo compañeros. Habéis hecho un gran recorrido hacia la cuna del capital europeo. Habéis abierto tantas y tantas conciencias por donde habéis pasado. Desde Sant Boi (Barcleona) recibir mi gratitud y un fortísimo abrazo.