Montserrat nos cuenta porqué tuvo que ocupar la casa donde ahora vive

Montserrat tuvo que elegir entre dormir en la calle o ocupar una casa deshabitada cuya propiedad es de un banco. Optó por lo primera opción, entre otros motivos porque ocupar es una obligación cuando la única alternativa es dormir al raso, y en segundo lugar porque su salud no le habría permitido dormir en plena calle sin sufrir gravísimas consecuencias. Por haber optado por lo primero para poder sobrevivir está imputada.

This entry was posted in Testimonios. Bookmark the permalink.

Comments are closed.